Desde que la Torre Reforma recibió el International Highrise Award 2018 se ha convertido en el mejor rascacielos del mundo. Conoce la razón por la cual el diseño clásico del arquitecto Benjamín Romano fue galardonado con tal distinción por unanimidad del jurado.

Camilo Ibrahim Issa - Torre Reforma: El mejor rascacielos de México, Latinoamérica y el mundo

El soporte inteligente: estética y seguridad:

Se trata de un diseño creativo y llamativo que, dependiendo del punto de vista del observador, cambia su materialidad y forma escultórica, pero fue su soporte en la fachada lo que hizo ganadora a la edificación. El soporte responde a la alta actividad sísmica de Ciudad de México. Las dos paredes exteriores de concreto y el tercer lado vítreo no solo crean el efecto triangular, sino el máximo de resistencia ante los terremotos. De manera que la edificación puede moverse con las fuerzas de la Tierra sin sufrir mayores daños gracias a que:

  • Las aberturas se dejan fuera de los muros como zonas de deformación.
  • Las abrazaderas se funden en bisagras flexibles frente a la fachada.
  • Los dos muros de hormigón se doblan hacia adentro siguiendo las normas de construcción de México D.F.

En el terremoto de septiembre de 2017, la Torre demostró la eficiencia de su diseño.

La lección de arquitectura de Romano:

«Este premio es especialmente valioso porque proviene de mis colegas (arquitectos, ingenieros, desarrolladores) que pueden apreciar no solo un edificio en sí mismo, sino también los desafíos financieros, estructurales, ambientales y normativos inherentes. Creo que la mejor arquitectura es la que encuentra la respuesta a estos desafíos. La que emana de las necesidades, el contexto y la realidad, y no solo de la imaginación o el gusto estético de alguien.»