La tendencia en la construcción y remodelación de los edificios empresariales, hoteles, centros comerciales, centros de salud y museos del mundo, apunta hacia los edificios inteligentes, pero ¿cuáles son las características de estas edificaciones?

En líneas generales, un edificio inteligente es aquel que cuenta con un sistema de gestión técnica automatizada para su funcionamiento, principalmente en cuanto al consumo de energía, seguridad, confort y comunicaciones, es decir, es una edificación cuya domótica cuenta con control, monitoreo, gestión y mantenimiento automatizados e integrales en las diferentes áreas de operaciones.

Camilo Ibrahim Issa - Edificios inteligentes: ¿Cómo funcionan?

Características más destacadas:

  • Cuentan con diseños flexibles para que la implantación de futuros sistemas sea rentable.
  • Poseen alta tecnología para que las operaciones, los servicios y supervisión de los mismos puedan estar centralizados y controlados de manera remota con eficiencia.
  • Reducen los costos de consumo de energía y operaciones.
  • A través del análisis de los datos recaudados por el sistema automatizado, se pueden prevenir desperfectos, así como mejorar operaciones y servicios.

La eficiencia de un smart building:

El funcionamiento de la domótica de la construcción ofrece la posibilidad de mejorar los usos de:

  • Ascensores.
  • Consumo energético de climatización e iluminación.
  • Sistema de riego.
  • Sistemas de acceso.
  • Sistemas de detección de incendios.

El edificio inteligente modelo:

En la actualidad, The Edge –oficina de Deloitte, en Ámsterdam- es considerado no solo el edificio más inteligente del mundo, sino el edificio más sostenible. Cuenta con la calificación de 98.36% otorgada por BREEAM ya que su diseño, a manera de una gran vitrina, la instalación de paneles solares y los paneles LED de bajo consumo, permiten que la construcción reduzca el consumo de iluminación. Así mismo, la app propia e interna manejada por los trabajadores, entre otras funciones, ajusta la temperatura y la humedad de las áreas en función de las actividades que allí se desarrollan. Otras de las razones que llevaron a The Edge a obtener la prestigiosa distinción es que la lluvia es empleada para el riego, inodoros y calefacción, y al no poseer espacios fijos de trabajo, optimiza el uso del espacio común disponible.