En la actualidad, son muchos los países que apuestan por el desarrollo de la arquitectura sustentable como parte de sus legislaciones para la protección del medio ambiente. Los nuevos diseños arquitectónicos no prescinden de belleza ni comodidad para sus usuarios y mucho menos comprometen a nuestro planeta verde. Va mucho más allá que poblar las zonas con plantas. Conoce más sobre estas construcciones que miran hacia el mañana.

Emplea como ningún otro proyecto ecológico las 5R de la ecología:

  • Considera el entorno para obtener el máximo rendimiento de la edificación con el menor impacto.
  • Para su construcción, emplea materiales reciclados, de segunda mano o lo menos contaminantes posible.
  • Conserva y optimiza el uso de los recursos naturales durante la construcción de la obra y durante su uso.
  • Para su funcionamiento cuenta con sistemas que le permiten alcanzar la eficiencia energética, principalmente con fuentes de energía renovable no contaminantes.
  • Posee un sistema para la reducción y el manejo de residuos.

Todo esto a través del seguimiento riguroso de la normativa internacional de la “International Organization for Standardization´s Technical Committee 59” en su apartado “Building Construction”, mejor conocida como la normativa ISO TC59.

Camilo Ibrahim Issa - Arquitectura sustentable alrededor del mundo

Tres corrientes de arquitectura sustentable:

  1. Desde los Estados Unidos de Norteamérica, lleva el desarrollo de los métodos de diseño de la arquitectura bioclimática (en sus inicios, arquitectura solar pasiva).
  2. Principalmente en los EEUU, cuenta con arquitectos empíricos y activistas de movimientos sociales para la recuperación de las formas constructivas tradicionales y ancestrales.
  3. Más global, se sostiene en los preceptos de la arquitectura high-tech con incorporación de la sostenibilidad para la ejecución de la arquitectura contemporánea.

La ecoarquitectura y su impacto social:

Al ser una arquitectura ambientalmente consciente y que, por lo tanto, apuesta por la sostenibilidad social, suele ser bien recibida por la comunidad adyacente. Los locales participan no solo en el proceso de diseño o construcción, sino en el funcionamiento y el cuidado de las áreas aledañas. Esto, finalmente, se traduce en un espacio armónico en donde se incrementa la calidad de vida para los usuarios y la comunidad en la cual se asienta la construcción.